domingo, 11 de enero de 2009

Stand by me

Algunos idiotas se empeñan en poner fronteras que sólo la música rompe. Este descubrimiento se lo debo a mi buen amigo José Félix, a quien desde aquí le mando un fuerte abrazo.

2 comentarios:

Griselda dijo...

Precioso y emocionante. Gracias por compartirlo.

Arturo dijo...

Me alegro que te guste, y me alegro que te vaya bien.