domingo, 9 de marzo de 2008

La época tecno (Techno)

El único capaz de dar un concierto el mismo día a la misma hora en dos sitios diferentes...Kraftwerk. Fue famoso su "The robots" y el Trans Europe Express. Daba un poco de grima su aspecto nazi/bujarra.
Depeche mode,y cómo no Maniobras orquestales en la oscuridad, con su Enola Gay.

1 comentarios:

Jose dijo...

Llevo tiempo sin conectarme. Concretamente desde antes de Semana Santa. Hoy me ha dado por bucear un poco en el blog del inigualable "Padre Carras". Es difícil explicar lo que siento en este instante. Esta canción pertenece a una de las mejores etapas de mi vida, más o menos coincidentes con la mili. Antes, durante y poco después de esos 15 meses.

Esta canción me hizo feliz en las noches de los viernes y sábados que compartía con mis amigos, concretamente con Luis Romero, y con un par de primas "amigas" nuestras. Y me refiero al término primas, en su acepción más literal. Fui muy, muy feliz, y me lo pasé realmente bien en esa época. Por eso se me revuelve todo por dentro y me pica el gusanillo estomacal al escuchar este temazo. Recuerdo el primer local donde la escuché: Cristal, en los bajos de la calle Orense. Un poco después de aquel magnífico tema de Jean Michel Jarre, Magnetic Fields, que escuchaba en el Fresas y Nata de Arturo Soria.

Pero nada comparado con la honda y profundísima sensación de pena y vacío que me ahoga en este momento. Mi amigo Luis falleció hace cuatro años cuando contaba con 46 años. Yo tenía tres años menos que él, pero siempre fue como mi hermano. Lo tenía todo, era un buen tío, tenía una estupenda mujer y un par de hijos pequeños absolutamente encantadores. Pero la vida es así: Parece que la vida es eso que ocurre mientras morimos... Enola Gay era su canción preferida... y la de las primas...... ¡Y la mía!

Gracias, Padre Carras (si me permites este cariñoso apelativo), con las cosas de tu blog llenas parte de mi tiempo y de mi mundo más escondido, aunque sea para remover un pasado que ahora se torna agridulce. Sensaciones encontradas que me hacen sentir un poco más vivo.

Un fuerte abrazo, Arthy. Siempre me quedo con la sensación de que nos debemos un par de cañas.