domingo, 17 de febrero de 2008

Tavares

La gente que conoce mi afición a la ópera desconoce, que a mis 18 años era un Jhony Manero cualquiera, y me descoyuntaba por las mejores discos, boites y demás garitos de Madrid. Imagino que muchos de los pocos que por aquí deambulan de vez en cuando, también habrán movido sus pies con temas como este.

1 comentarios:

Jose dijo...

No eras el único, amigo. Parece que nos empeñábamos en pasarlo realmente bien. Beber exclusivamente como medio para lograr un mínimo de desinhibición, para bailar como posesos, para intentar apretarnos bien a las chavales con la música lenta.

Lo de ir a un parque a beberse tres botellas de ron, pasar frío, potar y dejarlo todo como un estercolero lo dejamos para esta generación de "sufientes" que se han encotrado todo hecho... ¡¡Que me expliquen qué tiene de divertido!!

Dejo un enlace de otros maestros del DANCE: THE TRAMMPS - DISCO INFERNO

http://es.youtube.com/watch?v=NMSMViyCVNI

SATURDAY NIGHT FEVER..